1 de marzo de 2011

ANTE LA TUMBA DE UN POETA OLVIDADO (Poema, 2010)

·
La tumba de un poeta olvidado (2010)
[fotografía del autor]
·
·Los versos son versos,
Y van al aire,
Allí donde el mar, libre,
Se disuelve en la noche.

Cantor de silencios, decían,
En vida fuiste,
Dejando por escrito, leve,
La esencia de tus huesos.

Todo eran palabras,
Y entre dos suspiros latía,
Apacible o sofocado, cierto,
Tu corazón melancólico.

Te aferraste a la métrica,
Al claro academicismo,
Mientras afuera, algunos,
Apedreaban tus horizontes.

En tus veranos italianos -c. 1901-,
Marchabas con los cuadernos,
Inéditos, bajo el brazo,
Presto a verter tu alma.

Las horas, frente al papel,
Se iban pasando, certeras,
Como fragmentos de eternidad
Recuperados por todo lo alto.

Los versos se iban, así,
Encadenando unos a otros;
Todo era ley natural,
Mesura y orden cósmico.

Envejeciste escribiendo,
Odas y sonetos, rimas,
Himnos y elegías, retazos
De palabras inevitables.

No era la noche, cálida,
Tu afable consejera,
Sino los círculos de amigos,
Las mesas de los casinos.

Europa resplandecía,
Y pronto el brillo incendiario
Abrasó plumas, cortinas y quimeras,
Quebrando el soneto y la lira.

Tu muerte accidental ¡ay!
Puso imprevisto punto y final
A una obra, triste, que no daba,
Bien lo sé, más de sí.

Con honores fuiste enterrado
En una tumba de mármol,
Decorada con estuco y laureles,
Y la musa vestida con pan de oro.

Tres días después de tu muerte,
Algunos de tus poemas -no los mejores-
Eran aquí o allá recitados
Por lerdos voceros rasgados.

Pero a las tres semanas,
-ni una menos-, tu tumba
Era otra, y tu nombre
Uno de tantos entre los poetas.

En apenas dos décadas, acierto,
Ya nadie recordaba tu nombre,
Y tu poesía, muerta,
Yacía entre el polvo de los estantes.

De eso hace ya un siglo.
Hoy, tu tumba está agrietada,
Y apenas puede leerse el nombre.
Los versos, amigo, sólo son versos.
·

Venecia, 21 de diciembre de 2010
·

No hay comentarios: