14 de octubre de 2010

NOTAS (Septiembre de 2010)

·
Lorrain
Puerto con el embarque de la Reina de Saba (1648)




El hombre comenzó a nacer en el siglo VIII a. C. para empezar a fenecer en el XIX d. C.
*
La sabiduría se suicidó cuando el conocimiento fue a su encuentro.
*
Todo relato mítico engendra una religión.
*
Cuna del pensamiento, el Mediterráneo no es hoy sino charca de aguas tóxicas, de abortos del intelecto engendrados por el pestilente aroma de sus playas masificadas.
*
Verso y narración conforman La Ilíada, La Odisea: he aquí las llaves de la memoria.
*
El destino de Europa: ser África.
*
Occidente agoniza ante la inminente hegemonía de Oriente; la muerte del primero posibilitará la autodestrucción del segundo.
*
Las ideas: nuestras cadenas.

*
Hoy la memoria ha sido denostada en beneficio de nadie sabe qué.
*
La moderna crítica a Platón se invalida a sí misma al aferrarse a soluciones democráticas lastimosamente coyunturales.
*
El refrán, primera gran forma de transmisión de conocimientos.
*
La cólera de Aquiles, eterno filón de fatuos terrores.
*
El mito griego es tan variable como la subjetividad de sus poetas al evocarlo. Cuando la palabra escrita está ausente, la libertad del relato torna objetivo lo inaudito.
*
Un saber medio rara vez resulta fiable.
*
Los grandes poetas modernos, esos soñadores sin sueños, se extinguen en la oscuridad de sus celdas antes de llegar a alzar la pluma, prestos a escribir su primer, último verso.
*
Comprender, al fin y al cabo, no es sino ver.
*
Rigor y claridad expositiva.
*
Los vientos favorables no surgirán hasta que el moderno sacrifique el progreso en ofrenda a la quietud.
*
El plagio escandaliza ante todo al plagiario.
*
Las políticas de honestidad académica son sólo eso: políticas.
*
En el instante mortal, incluso la más colmada de las existencias sabe a poco.
*
Dos tipos de profesor: el charlatán y el erudito; dos mediocridades remuneradas.
*
La informática, esa moderna cicuta del pensamiento…
*
Toda línea es secuencia espacio-temporal.
*
En sus mejores pasajes instrumentales -la obertura de Orfeo y Eurídice, por ejemplo-, Gluck preludia al colorista Weber, sin por ello decir nada que no dijera Mozart.
*
Los compositores británicos, esos eternos paisajistas otoñales…
*
Los mejores fragmentos de Gounod remiten a Mozart.
*
Como dejó escrito Heráclito: “Una vez que nacen quieren vivir… y dejar tras sí hijos que generen muertes”. Procrear inevitables cadáveres no es tarea de hombres, sino de bueyes.
*
Todos caminos conducen a Corinto.
*
Antes de la aparición de la escritura, oído y memoria eran sentido y herramienta esenciales del hombre. Después de la irrupción del artefacto, vista y razón alzaron su cetro hegemónico. Homero vivió ese antes y ese después con impasible eficacia.
*
El paradigmático encanto de lo griego…
*
En cierto modo, la filosofía murió con Kant.
*
El materialista-marxista del siglo XXI: un consumista que gasta su dinero en libros estériles y condones.
*
Declararse marxista en el siglo XXI no sólo es payasada obsoleta, sino hipocresía grotesca.
*
El pensamiento feminista, esa nadería ramplonamente preconcebida…
*
Después de Parménides, las falacias en torno al ser se han multiplicado como la maleza en la moderna selva del conocimiento.
*
Superpoblación y coito: China, la India, Brasil, México… tierras de terremotos, de infiernos humanos.
*
Todo paso hacia adelante es doble retroceso anticipado.
*
La fuente del Parnaso se secó ya con Leconte de Lisle.
*
Dormiten o no en los montes, las musas acostumbran trabajar de noche.
*
La democracia envilece al hombre y pudre su espíritu: afirma igualdades inexistentes negando toda suerte de posibilidad al individuo, al que aliena en sus calamitosas estructuras fúnebres.
*
El trabajador, presunto enemigo del capital, no es sino su mayor apologista, en tanto ve mejorada su calidad de vida conforme el capitalista se inflama.
*
Nadie ha salido de la caverna… todavía.
*
Sucio es el mundo moderno, como las babas del capitalismo.
*
Para hacerse oír, la democracia invade de basura sonora el espacio público.
*
Lo que sonroja al político, enternece al conformista y alerta al rebelde.
*
Toda la atroz vulgaridad de la televisión no ha sido/ni es/ni será sino el más aterrador síntoma de la lepra intelectual, moral y estética que descompone el mundo moderno, apestosamente podrido desde decenios.
*
Democracia y voto masivo vehiculan una idea de fondo miserablemente rastrera: que la única libertad del pueblo es escoger... entre varias penas capitales... la muerte más indolora.
*
Antes que al hombre, la democracia (se) dirige al bípedo: a su verborrea ínfima y negligencia estética cabe confrontar la pretendida dignidad ética, cuando su única táctica moral es el confinamiento y despiece integral de sus víctimas en su sórdido matadero: el Estado.
*
El discurso manipulador del político participa de su propia cotidianeidad burguesa para embutir en las masas una idea del progreso que se afana de ser representativa de unas necesidades comunes por entero prefabricadas.
*
El sistema incuba sus propias enfermedades antes de verter el jarabe preventivo, jarabe cuyo prospecto difundirá el inevitable político de turno.
*
Desde el momento mismo en que la democracia se dirige a las multitudes, el presunto interés personal es aniquilado en beneficio de un hipotético, e ininteligible, bien común. Cuando el hombre pasa a ser número, el aparato democrático se llama antropófago: de minorías, de grupos marginales, de hombres mudos.
*
Septiembre de 2010
·

No hay comentarios: