6 de agosto de 2010

LA PECERA (Poema, 2008)



A Luis Cernuda, in memoriam


Tenía una tortuga de cuarzo,
Y un álbum de sellos timbrados,
Y una caja de bronce cerrada
Cuya llave se había perdido.

Tenía una brújula minúscula,
Y un ancla encontrada en la playa,
Y una sirena enferma
A la que peinaba cada mañana.

Tenía un espejo donde mirarme,
Y un estuche con mis recortes,
Y una amiga en el cementerio
A la que visitaba todas semanas.

Tenía un nombre y unos apellidos,
Un cuarto propio, una casa y una familia.

Tenía todo cuanto era preciso tener
Para que una vida sea vida.

...sí, lo tenía todo,
Pero en lo más hondo de mí estaba solo,
Solo con mi tortuga,
Solo con mis sellos y mi caja,
Mi brújula, mi ancla y mi sirena.

Solo conmigo mismo,
Con una muerta y dos apellidos.

Esto era cuanto tenía;
Todavía hoy lo echo de menos.


15 de junio de 2008
*