14 de mayo de 2010

3 pioneros aragoneses: JIMENO, COYNE, AZNAR (Colección de artículos biográficos - Cineastas - Nos. 4 - 6)


Eduardo Jimeno
(1870-1947)

Empresario español, pionero de la industria cinematográfica española, nacido en Zaragoza. Es el autor de la primera película española conservada, Salida de misa de la Iglesia del Pilar de Zaragoza, rodada el domingo 5 de noviembre de 1899; su importancia histórica, por tanto, es capital, al tratarse de la única cinta española del siglo XIX que ha llegado hasta nosotros. Agustín Sánchez Vidal describe así la filmación de tan singular ensayo: "Consta de un solo plano, obtenido desde una posición elevada y desviada a la izquierda respecto del eje perpendicular de la llamada Puerta Baja de la basílica del Pilar de Zaragoza” (‘Realizadores Aragoneses’, 1999, p. 8). Alentado por la buena acogida popular de la cinta -proyectada mediante el sistema Lumière-, Jimeno repitió el experimento ofreciendo una nueva entrega, Saludos, filmada una semana después en el mismo lugar: a diferencia de la anterior, en esta ocasión el público filmado sí fue partícipe de su papel, saludando a la cámara.

Ignacio Coyne
(1872-1912)

Empresario y cineasta español, pionero de la industria cinematográfica española, nacido en Pamplona y establecido en Zaragoza. Procedente de una familia de fotógrafos, Coyne centró su actividad en el incipiente medio, abordando la realización y la exhibición. Sus primeras experiencias cinematográficas datan de 1904, estando reunidas bajo el título de Escenas callejeras, y que en efecto agrupan una antología de cortometrajes filmados en las calles de Zaragoza. Coyne fue asimismo el creador del denominado “Cine-Parlante Coyne”, practicado en su sala de proyecciones y consistente en la proyección de los filmes con el acompañamiento de discos sincronizados Chronophone. Reportero cinematográfico, filmó junto al operador Antonio Tramullas la Guerra de Marruecos en 1909, entregando una serie de cortos. Falleció en Zaragoza en 1912.

Adolfo Aznar
(1900-1975)

Director de cine y escultor español, uno de los cineastas españoles con mayor talento plástico de su tiempo. Nacido en La Almunia de Doña Godina (Zaragoza), Aznar despuntó como escultor antes de dedicarse al cine, siendo discípulo predilecto de Mateo Inurria; trabajaría sobre el mármol, el bronce y la madera, alcanzando cierta notoriedad. Este prestigio le permitirá enfrentarse a la producción de la que será su primera película como director, Colorín (1928), haciéndose cargo también de la escritura del guión y protagonizándola; realizada sin tener previos conocimientos técnicos sobre el medio cinematográfico, la cinta obtendría un éxito crítico que ratificará a su autor entre los más prometedores cineastas de la industria española, cuyos valores serían confirmados en su siguiente empeño, Gloria (1929). Durante la década de 1930 realizó dos significativos cortometrajes destinados al público infantil, Pupín y sus amigos (1931), y especialmente Pipo y Pipa en busca de Cocolín (1936), notable incursión en el cine de dibujos animados. Entre medias se sitúa la mediocre Miguelón o el último contrabandista (1933), con el protagonismo del tenor Miguel Fleta, codirigida junto a Hans Behrendt y malograda por problemas de infraestructura. Su último trabajo destacable es El milagro del Cristo de la Vega (1940), la mejor y más elaborada de sus obras, basada en la leyenda de José Zorrilla. Concluirá la década de 1940 realizando cuatro anodinos largometrajes, amén del documental Suburbios (1947), antes de desaparecer de la escena cinematográfica. Manuel Rotellar, en un intento de reivindicación, describe así al cineasta: “Gran individualista, como buen aragonés, se movía mejor en aquellos temas que le eran gratos y donde podía rendir plenamente como artista plástico. El mejor cine de Aznar es, esencialmente, visual. Mal conocido en su tiempo, es totalmente desconocido para las nuevas generaciones. Su obra, hecha con inteligente mesura, con una gran inspiración cinematográfica, está pidiendo una revisión” (‘Aragoneses en el cine, 3’, 1972, p. 41). Adolfo Aznar falleció en Madrid el 15 de junio de 1975.

En Epdlp:

- Eduardo Jimeno
- Ignacio Coyne
- Adolfo Aznar