14 de febrero de 2010

Colección de artículos biográficos: Música - No. 2: Sigismund Thalberg





Sigismund Thalberg
(Suiza, 1812 - 1871)

Pianista y compositor suizo, nacido en Pâquis, cerca de Ginebra. Hijo ilegítimo del príncipe Moritz Dietrichstein, fue alumno de Hummel, de Czerny, de Moscheles, debutando como virtuoso del piano con apenas catorce años de edad. Admirado y aplaudido, su carrera alcanzaría su apogeo en el París de 1830, embolsándose por sus conciertos unas sumas de dinero hasta entonces desconocidas; famoso fue su duelo al piano frente a Franz Liszt (1837), duelo del que, pese a su situación ventajosa, salió triunfante el húngaro. Thalberg, uno de los tres o cuatro virtuosos del piano más trascendentes de la primera mitad del siglo XIX, escribió en exclusiva para su instrumento, con alguna incursión en la música orquestal -bien que concertante, como el Concierto para piano y orquesta, Op. 5 (1829)-, o de cámara -Gran Divertimento para violonchelo y piano, Op. 7 (1830)-, pero fueron sus composiciones para piano solo las que hicieron de él uno de los favoritos del público, entregando romanzas -7 Romanzas, Op. 25 (1838); Romanza dramática, Op. 79 (1863)-, nocturnos -2 Nocturnos, Op. 16 (1836); 3 Nocturnos, Op. 21 (1837); Gran Nocturno, Op. 35 (1839)-, valses -Grandes Valses brillantes, Op. 47 (1843)-, amén de otras piezas dispersas -Marcha fúnebre, Op. 59 (1845); Barcarola, Op. 60 (1845)- que, comparadas con las obras maestras homónimas de Chopin, reducen el trabajo de Thalberg a la más absoluta insignificancia, pese a contadas incursiones en el campo pedagógico -12 Estudios, Op. 26 (1838)- o incluso en el gran estilo -Sonata para piano, Op. 56 (1844)-, mas predominando en cualquier caso las partituras a la moda sobre temas de óperas punteras: Fantasía y variaciones sobre ‘Euryanthe’ de Weber, Op. 1 (1827); Fantasía sobre ‘Roberto el diablo’ de Meyerbeer, Op. 6 (1833); Gran Fantasía y variaciones sobre ‘Norma’ de Bellini, Op. 12 (1834); Gran Fantasía y variaciones sobre el ‘Don Juan’ de Mozart, Op. 14 (1835); Fantasía sobre ‘Los Hugonotes’ de Meyerbeer, Op. 20 (1836); Gran Fantasía sobre ‘Zampa’ de Herold, Op. 53 (1844); Fantasía sobre ‘El barbero de Sevilla’ de Rossini, Op. 63 (1845); Fantasía sobre ‘La Traviata’ de Verdi, Op. 78 (1862); Fantasía sobre ‘Rigoletto’ de Verdi, Op. 82 (1864); etc. Thalberg, hombre vanidoso y amigo del fuego de artificio, hechizó con su piano al público de burgueses y aristócratas banales y afectados que reinaba en los salones, en las salas de concierto: puso todo su oficio al servicio de una técnica por lo demás extraordinaria, pero aniquilando por principio el elemento poético, inefable, del genuino piano romántico, algo que en cada compás de Chopin, de Schumann, de Liszt, aparece y reaparece justificando el previo artificio, pero que en Thalberg está ausente, diluido, domesticado. Sigismund Thalberg, el más viajero de los pianistas internacionales, realizó giras de conciertos por Europa y América, llegando hasta Brasil, antes de establecerse definitivamente en Nápoles (1858), ciudad donde fallecería a los 59 años de edad.

Audición de Marcha fúnebre, Op. 59:
·