18 de julio de 2008

JARDÍN VACÍO (Poemario, 2008)


Proserpina. Dante Gabriel Rossetti



LA TRISTEZA DE CONOCERTE


Ahora que todo ha acabado,
Que tu cuerpo ya no es sino una sombra
Y mi vida, la misma insípida mentira,
Me pregunto por qué aprendí a mirarte,
A escuchar en tus silencios;
Por qué aprendí a aprehenderte,
Si en lo más hondo de ti
Nada querías enseñarme.

Ahora que ya no estás a mi lado,
Es la sombra de tu recuerdo mi presente,
Mi tortura y mi consuelo;
Soñado Cielo, Infierno terreno.

Porque te amé en exceso,
Porque te amé como no debe amarse,
Callada, silenciosa y fríamente...
Por todo eso ¿jamás tú me amaste?

Dime, ¿qué era lo que por mí sentías?
¿Tal vez un calor peregrino?
¿O ese amenazante frío del plomizo tedio?
¿No sería tu propio rostro enfrentado al mío?

Ahora que todo ha acabado,
Te lo pregunto por última vez:
Si nada querías enseñarme,
¿Por qué aprendí a amarte?

20 de enero de 2008

*

¿DÓNDE ESTÁS, AMOR?


¿Dónde estás, Amor?
Te busco y no te encuentro.

¿Dónde estás?
¿Qué haces ahora?
¿Duermes o lees una novela?
¿Eres rubia o acaso morena?
Pero, ¿en verdad existes?
¿En verdad eres algo
Que no sea una Idea
Lejana e indefinida?
¿En qué estás pensando?
¿En pintarte los labios
O en soñar un poema?
¿Eres mujer cabal
O venenosa arpía?
¿Piensas que por ti llegará el día
En que alguno pierda la cabeza?
¿Es posible, Amor,
Que Amor te esté llamando?
Si al menos me dijeras dónde,
En qué remoto espacio duermes,
Mejor sabría cómo buscarte,
Pero te busco y te busco,
Y no te encuentro...
Y pese a ello,
Amor te llamo.

¿Dónde estás, Amor?
¿He de seguir buscándote?

21 de enero de 2008

*

LA SOLEDAD, EL MUNDO


Ayer salí a la calle,
Ayer fue ya otro día,
Ayer pude encontrarte
Y sin embargo, no lo hice.

Ayer sólo era un niño
Sin conciencia de ello:
Un niño que por niño
Ve pasar los días iguales.

Pero hoy ya no es ayer:
Hoy es hoy y dejaré de buscarte
Para buscar dentro de mí una llave
Que la soledad me abra y del mundo me saque.

22 de enero de 2008

*

VIEJA TRAGEDIA DE LA CARNE


Cuando a la vida abrimos nuestros sentidos
La tierra tiembla, llora un niño.

Grita la carne
Y en este gran desierto de arena
Escenifica el dolor de una mujer preñada
La inenarrable tragedia del perdurar, tragedia
Que envuelta en visos de comedia
A todos apacigua.

Navegamos cual sirenas en océanos espumosos
Cálidos y lechosos como sueños amatorios
Donde unos pechos como colinas
Han despuntado, soles de la mañana.

Sobre una fértil pradera
De conchas sembradas y de amuletos
De muchachos de muchachas enamorados
A pasear sacamos nuestra juvenil desnudez
Ebrios de aromas carnales, tráfico
Silencioso de soledad y muerte.

Derramada en el amatorio juego
La sagrada esperanza
Sobre el corazón de la amada
Un niño nos cubre el pelo de flores
Y en el gemido que nos arrastra
Renacemos al mañana.

Tiempo al tiempo
Generación tras generación
Hombres y mujeres retozantes
Darán y recibirán, y al durar perdurarán
Creyendo así ganar Su eternidad.

Mas
¿De qué sirvió mirar?
¿De qué servirá engendrar?
¿De qué sirve... amar?
¿De qué?

Quizá al fin sea ésa nuestra naturaleza:
Sufrir los tormentos de una dura vida
A cambio de esos espasmos de placer
Cuyo fin es prefigurar la tragedia
De la Carne y del Instante y del Mañana.

24 de enero de 2008

*

TENGO MIEDO


Tengo miedo de mirarte a los ojos,
Miedo de que sostengas mi mirada,
De que deduzcas, interpretes
Lo que nunca te he dicho.

Tengo miedo al miedo que viviré
Si tú dejas de comportarte como una niña,
Porque las niñas siempre gustan niñas,
Y yo no busco en ti a otra que a la niña.

Tengo miedo de desearte como al azúcar,
Porque si te deseo así de dulce
¿Qué no disolverá mi lengua
Una vez haga mía tu esencia?

28 de enero de 2008

*

ENIGMA


Un bello cuerpo desnudo es un enigma,
Una pregunta, o una respuesta,
Toda la música del cosmos... el silencio;
Ardiente sopor que prendió en verano,
Fría incertidumbre, blanca
Como la joven piel bañada en leche.

Todo bello cuerpo desnudo crece de noche,
Se abre a la luz de las velas, de la luna;
Como capullo en primavera florece,
Esperando que alguien lo contemple
Y acaricie, lo lama, lo profane
De su núcleo extrayendo su enigma.

29 de enero de 2008

*

UNIDAD INNOMBRABLE DE LA BELLEZA


Todas las bellezas del mundo son Una.

Belleza de otro amanecer en primavera:
Aquí el río, el valle... al fondo las montañas.

Belleza de las flores de rocío maquilladas:
Destellos luminosos en cristales de agua.

Belleza de una rana agitándose en su charca:
Patas largas, inquietos ojos... soledad verdusca.

Belleza de ese rostro tuyo que nos mira,
De esas pupilas que se complacen
Y recrean en ser vistas cual soles
Cuyo fondo es belleza de la Belleza.

Belleza ansiosa de perdurar belleza,
Hija de la belleza que hoy es sombra,
De la sombra que antaño fue bella,
Obsesiva y pasajera y fea Belleza.

Belleza atormentadora de los hombres,
Que les niegas el sol de la mañana,
Las flores que marchitas nadie recogerá,
El croar amable cuya música nos haría soñar.

Dinos, Belleza,
¿Cómo es que siendo Una
Nadie acierta a reconocerte por tus nombres?

5 de febrero de 2008

*

LO QUE LA MUERTE HAGA CONMIGO HARÁ CONTIGO


Aunque todavía eres joven y la vida te sonríe,
Bien sabe el mundo lo crudo de tan fútil presente.

Ayer pensé en ti,
Hoy debo volver a mí;
Mas son pensamientos sin precio,
Destellos por los que nadie, ni siquiera tú,
Daría un óbolo.

Si toda vida arrastra consigo un pretexto vano,
Tú has sido ese pretexto en la mía,
Tanto más vano, cuanto que tú
Y sólo tú, en ella has escrito
Lo que la tierra habrá de borrar algún día.

Sí, eres joven, la vida te sonríe...
Por más que esté escrito
Lo que la muerte deshará contigo.

9 de febrero de 2008

*

HAIKÚ DE LA MUERTE


En el desierto
Una calavera:
Cantimplora vacía.

15 de febrero de 2008

*

SI HE DE MORIR


Si he de morir
Para que esta historia
Alcance de una vez su significado,

¿De qué le servirá a la tierra tragarme
Si en su seno acoge a tantos otros de sus hijos
Cuyos cadáveres deshechos ignora el tiempo?

¿Y de qué le sirve al mundo perderme
Si ese mundo ignora que existo,
Pues si existo no existo?

La tragedia de esta vida
No es la muerte anunciada
Que a nuestras puertas, silenciosa, llama;

La tragedia de toda vida es su historia,
La que a sí misma de Realidad se alimenta...
Realidades, bañadas en lágrimas vanas.

17 de febrero de 2008


***

No hay comentarios: